PARQUES ACUÁTICOS


Cuando el agua se ha seleccionado como un elemento ornamental, es un factor clave su calidad, que debe ser excelente y no un motivo de malos olores. En un parque acuático todo debe estar en un buen equilibrio, y el agua bien gestionada, puede ofrecer a través de su transparencia, paz y armonía.