LAGOS Y LAGUNAS


INNOVAQUA es una ingeniería que desarrolla sistemas capaces de resolver diversos problemas que surgen en entornos naturales expuestos a los efectos de la eutrofización, anoxia, hielo y polución ambiental en grandes masas de aguas como lagunas y lagos.

 

Al igual que en todos los ecosistemas también las masas de agua presentan equilibrios delicados, cuya manipulación puede causar efectos muy desagradables, y si hay una actividad productiva asociada a la calidad del agua, causar graves daños económicos.

 

El profundo conocimiento y experiencia de los técnicos de INNOVAQUA en este campo nos permite proponer soluciones para resolver problemas específicos, minimizando el impacto ambiental y dando prioridad a las tecnologías de bajo consumo eléctrico.
.

 


EUTROFIZACION Y POLUCIÓN

 

Muchos ecosistemas acuáticos, expuestos a la creciente presión de los vertidos domésticos e industriales, no siempre son capaces de metabolizar, en su propio ciclo de auto depuración, todos los nutrientes que reciben.

 

En este caso se producirá una eutrofización de dichas aguas, lo que traerá tarde o temprano problemas de consecuencias ecológicas insostenibles: proliferación de algas, malos olores, aumento de la turbidez del agua y, finalmente, mortandad de peces y putrefacción de sedimentos.



ANOXIA


Como consecuencia del desarrollo de las algas y de la descomposición de la materia orgánica en el agua y en los sedimentos, se produce una disminución del nivel de oxígeno en el agua que es el responsable directo de la mortandad de peces y la producción de malos olores.

 

Sin embargo, es posible mantener un nivel de oxígeno adecuado en la masa de agua mediante la inyección de aire o la disolución de oxígeno puro mediante el empleo de equipos diseñados a tal efecto, combinados con circuladores capaces mantener toda la columna de agua en movimiento y evitar la formación de áreas anóxicas por estratificación o por falta de mezcla en la masa de agua.

 

La tecnología propuesta por INNOVAQUA resuelve este tipo de problemas con un mínimo coste, manteniendo el agua en óptimas condiciones de transparencia y oxigenación.


HIELO


La permanencia prolongada de una capa de hielo sobre la superficie de un lago o cualquier otra masa de agua puede provocar un agotamiento del oxígeno disuelto en dicha masa al interrumpir el intercambio de gases entre el agua y la atmósfera, ya que, aunque se reduzca el metabolismo de las formas de vida que la habiten, se seguirá produciendo consumo de oxígeno.

 

Un cuidado mínimo y la implantación de sistemas de alta eficiencia y bajo impacto ambiental son suficientes para resolver fácilmente este problema.